El home staging es tan nuevo en España que aún provoca objeciones. No es una técnica ampliamente utilizada ni conocida y seguramente por eso se sigue viendo como una extravagancia, un «sacacuartos». Si añadimos la proverbial resistencia al cambio («esto siempre se ha hecho así») nos sale una lista bastante maja de razones por las que no se considera útil o necesario (iba a ser la clásica lista de diez pero han salido once, así que 10+1).

Si eres home stager y estás leyendo esta entrada, agradeceré que sigas leyendo y hagas tus aportaciones.

Si eres agente o asesor inmobiliario, no hace falta que sigas leyendo (no vaya a ser que te dé ideas).

-1-

Es caro

No, no lo es.

Y verás que no lo es cuando tengas que rebajar el precio de la casa entre 5.000 y 20.000€ (o más, dependiendo de la casa y de su precio inicial). O verás que no lo es cuando la alternativa sea una reforma de 40.000€.

-2-

Llevo 20 años vendiendo casas sin hacer home staging.

Bienvenido al s.XXI, el siglo de Instagram, Pinterest, los portales inmobiliarios, las visitas virtuales, las fotos 360… El siglo de la imagen.

Sabemos que una buena imagen por sí sola no vende una casa pero también que una mala imagen aleja toda posibilidad de venta.

¿Quién querría vender 4 casas al mes pudiendo vender 1 cada dos meses…?

-3-

Si no lo hace nadie de mi competencia, ¿por qué tengo que ser yo el primero?

Pues eso: para ser el primero, para diferenciarte de tu competencia y tomarles ventaja, para atraer vendedores pero sobre todo para atraer compradores; para mejorar tu imagen de marca… ¿sigo?

-4-

Si me haces X home staging al mes vas a ganar XY €

¿Perdona? Un home stager jamás (jamás) cuestionará si sus clientes inmobiliarios ganan mucho o poco dinero con su negocio y con la venta de cada inmueble. De hecho, cuanto más ganen ellos mejor porque así nosotros seguiremos manteniendo nuestros clientes.

-5-

No trabajo en exclusiva.

Bueno, tú sabrás cuál es tu modelo de negocio inmobiliario y lo que te funciona. Eso no quita que una propiedad bien presentada sea más fácil de vender (sí, también para ti que no la tienes en exclusiva). Póntelo fácil: nadie dijo que el servicio de home staging en una venta que no es en exclusiva no la pueda pagar el propietario.

-6-

Eso ya lo hago yo cuando voy a hacer las fotos

Cierto. Sólo hay que darse una vuelta por la primera página de cualquier portal inmobiliario.

-7-

Es que luego los propietarios no mantienen la casa igual y los compradores se molestan

¿Sabes que un home stager le explica al propietario cómo preparar la casa antes de una visita y las razones por las que tiene que hacerlo? ¿Sabes que podemos ir, de nuevo, a la vivienda antes de la visita para ayudar?

-8-

Esas cosas tan modernas aquí no funcionan

”Aquí” debe de ser un sitio muy extraño porque el home staging (“esa cosa tan moderna”) lleva 45 años funcionando en todo el mundo.  No es una exageración: de los EEUU al mundo entero desde 1973.

Supongo que quienes usan este argumento son los mismos que siguen llamando «nuevas tecnologías» al vídeo, al ordenador y al móvil.

-9-

Mi mujer (hija, marido, cuñada, hermano…, elige tú el parentesco) tiene muy buen gusto para la decoración y lo hace ella/ él

Ahá.

Home Staging no es decoración. Además, los gustos personales no tienen qué ver con la venta de inmuebles. Al contrario, limitan las posibilidades de venta.

-10-

Eso sólo es para casas de lujo

Casi te diría que ese tipo de casas son las que menos pueden necesitar preparar su imagen (aunque todas las casas mejoran sus opciones en el mercado si la trabajan -ver objeción siguiente-).

Cualquier comprador, de cualquier segmento de precio, se acercará a las propiedades que parezcan mejores en su rango, ¿o tú elegirías la peor?

Da igual que sea un piso de 80.000 que una casa de 1.000.000. Si no parece que vale lo que pides por ella –incluso algo más-, lo vas a tener más difícil.

La competencia es feroz.

-11-

Es una casa muy vendible, no necesito gastar nada en ella.

Los iPhones también son muy vendibles (hay filas durante la noche para hacerse con el nuevo modelo) y siguen trabajando la publicidad, el marketing y la imagen.

Este es el “top ten+one” de las objeciones que recibimos los home stagers para preparar una vivienda que va a salir a la venta (o al mercado de alquiler)

¿Tienes alguna preferida?

¿Tienes alguna diferente?