Con unas vistas privilegiadas, se puso en alquiler porque no se vendía.

Este podría ser el resumen de la historia de este piso en el mercado: de piso en venta a piso alquilado, de piso alquilado a piso en venta, de piso en venta a piso vendido en 28 días. ¿Entre medio? Unos dos años y un home staging.

Seguro que conoces a alguien (o te ha podido pasar a ti) que queriendo vender su casa no lo consigue y la pone en alquiler .

Esa fue la primera opción para este piso, allá por el año 2016, cuando no se vendía.  Un año después, volvió a quedar vacío. Era el momento de intentar la venta de nuevo.

.

Si se hubiera hecho lo mismo que en el pasado, había muchas posibilidades de que el resultado hubiera acabado siendo el mismo.

.

Tras haber estado alquilado, hicimos una intervención de Recuperación que consistió en dar un repaso a desperfectos leves, limpieza (sobre todo de vidrios, cocina y baños), pintura… Lo habitual. Nada grave.

Completamos el mobiliario que quedaba con textiles, un par de cuadros, plantas, alguna maqueta de cama… y un buen reportaje fotográfico.

¿Resultado? Ya te lo anunciaba en el primer párrafo: vendido en 28 días.

.

Galería de Imágenes