Tras veinticinco años con la misma decoración, era el momento de actualizar este estudio.

Este estudio de 38m en pleno centro histórico de Barcelona se ha dedicado siempre al alquiler. Tras la marcha del último inquilino, los propietarios entienden la necesidad de actualizar la imagen para mejorar sus posibilidades.

Los muebles, de suelo a techo, de color oscuro y muy profundos se comían (visual y literalmente) el poco espacio de este estudio de un solo ambiente.

La sensación de poco espacio se potenciaba con una cocina muy pequeña, y con la nevera y la lavadora en el recibidor.

.

Antes de salir nuevamente al mercado,  hicimos una intervención de Recuperación que consistió en pintar todo el apartamento, reparar y esmaltar en blanco las puertas, cambiar la cocina -alargándola-, cambiar el mueble del cuarto de baño e instalar una mampara de vidrio para la bañera, y cerrar la lavadora en un armario. Por supuesto, también cambiamos el resto de los muebles y lámparas.

Una vez acabada la intervención (y a falta de recibir el sofá) se fotografía, se publica y se alquila el primer día.

.

Galería de Imágenes